¡A estimular las neuronas!

Con el tiempo la memoria disminuye. Así como luego de los 40 ó 50 años, es normal que aparezcan cambios en nuestra visión, también la memoria y otras habilidades cognitivas como la atención se ven modificadas.

Estos cambios son leves y no significa que se vaya a “perder” la memoria. Ninguna evidencia científica avala el difundido mito popular que supone un interminable deterioro de la memoria con migración hacia el Alzheimer.

El paso de los años hace que tengamos mayor dificultad para atender a múltiples tareas en forma simultánea, no recordemos dónde dejamos algún objeto, que procesemos la información más lentamente y que nos cueste un poco más retener información nueva.

Podemos también necesitar más tiempo para recuperar la información almacenada, o para encontrar las palabras y los nombres de las personas en el preciso momento en que las necesitamos (el fenómeno de la “punta de la lengua”).

Estos son sólo signos de olvidos leves y no problemas serios de memoria. Si uno se da tiempo, la información se recupera, ya que “no se perdió”, sino que permanece en el sistema, aunque pueda resultar más difícil evocarla.

Mantenerse activos

No hay que esperar pasivamente a que las funciones mentales se deterioren por inactividad. Existen múltiples estrategias terapéuticas que compensan los cambios que traen los años.

Es fundamental mantenerse activo mentalmente, ya sea realizando algún tipo de rehabilitación o entrenamiento cognitivo y ejercitando las funciones mentales con un profesional o con cursos y actividades cognitivas. Hacer crucigramas, sopas de letras o jugar al memotest no significan una mejoría en términos de aumento de la memoria pero mantienen al cerebro en buen estado para ejecutar el resto de las funciones mentales. Realizar actividades mentalmente estimulantes activa y refuerza las conexiones cerebrales.

Nuevas estrategias

Claro que si a una persona se le hace repetir como a un autómata una lista de palabras para chequear cuántas recuerda, sin ofrecerle ninguna estrategia nueva, no tendrá mejores resultados. En cambio, sí los va a alcanzar si aprende nuevas estrategias para almacenar mejor la información. En términos de memoria, los resultados dependen mucho más de las estrategias que se incorporan que de la ejercitación.

Para compensar las dificultades en la capacidad de recordar se recomiendan estrategias compensatorias y el uso de ayudas externas, por ejemplo una agenda.

Está instalada la idea de que su uso empeora la memoria, sin embargo éste o cualquier otro método de registro de datos es fundamental porque funciona como un backup: conserva la información almacenada y protege contra una eventual falla de la memoria. Permite hacer un doble registro: mientras se anota se codifica y se acompaña el proceso con una imagen gráfica visual que funciona como un elemento de codificación adicional para facilitar el recuerdo posterior. Si esta estrategia no da resultado, se recurre a la información que quedó anotada, hecho que libera de la presión de tener que recordar, que es un factor que juega en contra de la recuperación.

Las estrategias compensatorias no mejoran la memoria pero suman recursos que ayudan a manejarse mejor y a incrementar la calidad de vida.

Para quienes se deciden por una alternativa profesional existen talleres de memoria en los que se proponen ejercicios interactivos que estimulan los procesos mentales y flexibilizan la atención. Están dirigidos a personas mayores sanas, que desean mejorar su capacidad de recordar y preservar sus capacidades intelectuales.

Consejos

A continuación, algunos consejos ayuda-memoria:
  • El cerebro archiva y recuerda mejor la información cuando está organizada. Jerarquice, agrupe y relacione la información nueva para guardarla en la computadora del cerebro.
  • La mente ingresa la información a través de los cinco sentidos (vista, oído, olfato, gusto, y tacto). Úselos. Por ejemplo, utilice imágenes mentales para asociar a aquellos nombres que deba recordar.
  • Tenga presente que para recordar mejor una información debe tener un significado y estar asociada a una emoción.
  • Repetir y repasar la información que se quiere recordar son estrategias útiles. Claro que lo ideal no es repetirlo como loro sino repasarlo dando a la información algún sentido o significado.

Y recuerde que la prevención, también en el terreno de las funciones cognitivas, es una buena receta. Múltiples estudios han puesto en evidencia que mantenerse activo cognitiva y socialmente es un excelente protector del funcionamiento mental. El deterioro de la memoria como un proceso inexorable e interminable es un mito que debemos derribar.

Mis Servicios

Terapia EMDR

Ataque de Pánico

El ataque de pánico ó trastorno de pánico es un período discontinuo de miedo o incomodidad, en los cuales síntomas, como falta de aire, taquicardia, mareos, cosquilleos, etc, aparecen abruptamente y alcanzan su pico dentro de los 10 minutos. Con herramientas muy específicas te ayudamos a superarlo.

Ataques de Pánico
Terapia EMDR

EMDR

EMDR es un método innovador de psicoterapia que integra los elementos más exitosos de distintos enfoques terapéuticos, lo que resulta en cambios evidentes y durables y acorta el tiempo de la terapia.

Terapia EMDR
Ansiedad

Ansiedad Generalizada

Así como el ataque de pánico se manifiesta como desbordes del miedo subyacente en momentos específicos, la ansiedad generalizada es más un patrón continuo que perdura a lo largo del día y nos mantiene en un constante estado de tensión. A través de reacondicionar rutinas y patrones cognitivos entre otros se van desintegrando y reinterpretando los pilares que sostienen el estado defensivo.

Ansiedad o TAG
Terapia Fobias

Fobias / Fobia Social

Una fobia es un trastorno de salud emocional o psicológico que se caracteriza por un miedo intenso y desproporcionado ante objetos o situaciones concretas, impidiéndole a quienes lo sufren vivir una vida plena, ya que se van limitando poco a poco, hasta a veces no poder salir a la calle. También te ayudamos a superar este problema.

Fobias
Psico Diagnóstico

Psicodiagnósticos

Se trata de una variedad de instrumentos que brindan información precisa sobre rasgos de personalidad, tipo y grado de patología, fortalezas y debilidades, etc. Se utiliza tanto para descubrir problemas psicológicos, como para exámenes preocupacionales, o problemáticas escolares. También hacemos psicodiagnósticos para detectar alta inteligencia. Bloqueos Emocionales.

Psicodiagnósticos
Bloqueo Emocional

Bloqueos Emocionales

En esta problemática está bloqueada la capacidad de sentir y percibir, por la inteligencia, que utiliza la lógica, y bloquea las emociones y esto trae todo tipo de consecuencias. Con nuestras técnicas neurocognitivas podrás superarlos.

Bloqueo Emocional
Image

Alicia de la Fuente

Licenciada en psicología, neuropsicóloga y doctorando en neurociencias cognitivas.

Es especialista en brindar ayuda a parejas y personas en situación de crisis, conflicto, desorientación o duelo y que padecen ansiedad, angustia o bloqueo emocional. Su formación holística en el campo de la psicología, el estudio de técnicas efectivas para desarrollar terapias breves y de alto impacto y su propia experiencia de vida , fallecimiento de una hija, son las herramientas que permiten a Alicia diagnosticar rápidamente para ayudar a las parejas e individuos a resolver sus problemas en breves periodos de tiempo.

Acerca de la Lic. Alicia

Algunos Testimonios